Exprese sus sentimientos

Envíe una tarjeta de felicitación a sus seres queridos.

Felicite a sus empleados, a sus clientes.

Elige una ocasión

Elige una ocasión

Novedades

Cree y envíe tarjetas escritas a mano.

Inicio

¿Qué son las felicitaciones?

Una tarjeta de felicitación es un papel normalmente grueso y doblado por el centro cuyo interior suele ir en blanco para escribir una dedicatoria. El exterior va con ilustraciones afines al tema que se vaya a felicitar. Se suele usar en ocasiones especiales como Navidad y Año nuevo, bodas, cumpleaños, y un sin fin de etcéteras.

Aunque en los últimos años se han puesto de moda el envío de estas tarjetas vía on-line lo normal es que estas se envíen en el interior de un sobre con cierto estilo y calidad, como una carta postal.

Hay países como Reino Unido en el que esta costumbre está bastante arraigada y se estima que cada ciudadano envía cada año una media de 55 tarjetas de felicitación personalizadas.

Se cree que ya en la Antigua China existía la costumbre de felicitar el Año Nuevo intercambiando mensajes y que por ejemplo, sobre el siglo XV se enviaban tarjetas de felicitación originales hechas a mano entre la alta sociedad europea.

Envía tarjetas postales para mantener viva una sana costumbre

El envío de tarjetas de felicitación es una manera de hacer saber a tus seres queridos que piensas en ellos. Son un vehículo para la evocación y un recuerdo que puede quedar en tu hogar mucho tiempo después de haberlas recibido.

Envía una tarjeta de felicitación, una buena costumbre en extinción.

Con tantos medios electrónicos a tu alcance, como Facebook, Instagram, WhatsApp, correo electrónico y SMS, tienes la posibilidad instantánea de escoger y enviar una tarjeta electrónica. Esto es lo que se hace con más frecuencia en estos tiempos cuando queremos felicitar por una boda, un aniversario, un nacimiento o un cumpleaños.También por navidades, el día del padre, de la madreo simplemente para dar las gracias y hasta para pedir perdón

Pero las tarjetas personalizadas tienen algunas indudables ventajas. Por un lado, quien la envía la escoge entre muchas y es la que más se parece a quien la recibirá y la que mejor refleja la relación que existe entre las dos personas. Por otro lado, es un gesto que se hace y se recibe con mucha calidez humana, ya que se escriben allí dedicatorias o los mejores deseos. Son unas pocas palabras de puño y letra del remitente y eso es imposible de sustituir con ninguna felicitación electrónica.

Por otra parte, muchas tarjetas postales han terminado por ser objetos que forman parte de colecciones, por lo que tienen un valor adicional. Esto es debido a que lo que es escaso cobra un nuevo valor, que es lo que sucede con las tarjetas postales. Y es un objeto físico, con un tacto y un aroma que ningún mensaje electrónico tendrá.

También puedes adjuntar detalles cómo flores secas si envías la tarjeta en un sobre. Además, para los que están lejos de su tierra o han salido de viaje, la imagen de su terruño o de los lugares visitados en una hermosa foto es insustituible. Y por si fuera poco, algunas son tan bonitas que, colocadas en casa, serán un hermoso detalle decorativo.

El envío físico de tarjeta de felicitación, una sorpresa en el buzón

En el buzón ya solo recibes comunicaciones de organismos oficiales, folletos de propaganda y correspondencia bancaria. Por eso es más hermoso aún que tus amigos, parientes o alguna persona con quien te une una relación romántica reciba una postal tuya. Aunque pueda parecer un gesto anticuado, la emoción y, sobre todo, la sorpresa que se siente al encontrarla, gracias al envío físico de tarjetas, son las mismas que podían generarse décadas atrás.

Diseñar y enviar físicamente las tarjetas postales es muy fácil y rápido. Es una manera de mantener viva una muy hermosa costumbre que te llena de alegría tanto si la pones en el correo como si la encuentras en tu buzón. Entra en nuestra página para ver los variados diseños de tarjetas de felicitación originales que te ofrecemos para enviar.

Que obtienes usando postalmon.com

Imagina que vas a felicitar un cumpleaños. Busca una tienda para comprar una tarjeta de felicitación de cumpleaños, otra tienda para el sello de correos, rellena la dedicatoria, mete la tarjeta en el sobre, pega el sello que compraste antes, sal de nuevo y busca un buzón para depositar el sobre.

Todo esto lo puedes hacer desde tu teléfono móvil o desde tu ordenador, usando postalmon.com, por el mismo precio que cuesta la tarjeta.

Solo tienes que elegir una de entre el surtido de felicitaciones originales que encontrarás navegando entre las categorías, escribir la dedicatoria, datos del destinatario y postalmon se encarga del resto. Así de cómodo.